martes, 30 de diciembre de 2014

Los Premios Gaucho y la televisión del interior



Pablo Scotellaro es el presidente de Canal U, que se puede ver en Minas por las dos emisoras de cable. Scotellaro estuvo en el Parque de Vacaciones de UTE-ANTEL en la entrega de los premios Gaucho 2014.

¿Cómo se está insertando Canal U en el interior del país?
Estamos en una penetración del 90 %, prácticamente en todos lados, y la verdad que contentos, porque la gente lo mira, porque tratamos de difundir lo mejor del Uruguay, es muy variado, para todas las edades, para todos los públicos, y con una filosofía de mostrar lo mejor de nosotros mismos, pueden ver qué es lo mejor a nivel turístico, gastronómico, político, cultural, deportivo.

Usted en el discurso de apertura de esta entrega se refirió a la importancia que tiene la publicidad estatal y privada para el interior.
La mitad del país está en el interior, tenemos que trabajar muy fuerte en una distribución igualitaria, si la mitad del PBI se produce en el interior, es lógico que la publicidad esté en ese margen en el interior, es buscar ser equitativos.

¿Qué representa esta fiesta de premiación y reconocimiento?
Es un gusto que nos damos los comunicadores del Uruguay, de vernos, mostrar lo que estamos haciendo y de festejar nuestro trabajo.

¿Cómo es ser director de un canal como Canal U?
Es una aventura diaria, donde un día estamos atando una cosa con alambre, al otro recibimos un aparato de última generación, pero al otro día estamos pidiendo un cheque prestado, y al otro día estamos ganando un premio Emmy. Es intenso, divertido, y lo tomé con mucha pasión, soy feliz, porque como decía Facundo Cabral: “El hombre que no trabaja en lo que ama, es un desocupado”, y la verdad que nosotros estamos totalmente enamorados de lo que estamos haciendo.


“SE ESTÁN HACIENDO LAS COSAS BIEN”
Primera Página conversó también con Jackie Rodríguez Stratta, crítico de cine en Subrayado, por Canal 10 y con una extensa trayectoria en la prensa oral, televisiva y escrita, que fue el jurado de los premios en televisión junto a Stefano Casini.

¿Cuál es su mirada sobre esta fiesta de los Premios Gaucho?
Primero me divierto, mucho además, me gusta confraternizar, conocer talentos nuevos, que los empiezo a conocer en mi casa, viendo los programas, y vemos que se están haciendo las cosas bien, hay un gran esfuerzo técnico, de comunicación, hay una superación, y me da mucha adrenalina para trabajar y poder seguir colaborando con mucho gusto con la gente de CUTA, no es un trabajo fácil, me gusta ver todos los programas, analizarlos, y trasmitir para que se vayan formando los que trabajan en esto.

¿Cómo hacen usted y Casini para evaluar?
Se toma el género, ver cómo comunica el periodista, que puede ser culto, saber mucho, pero no tiene ángel y la televisión es macabra, porque si tenés ángel funcionas, si no, no hay vuelta. A veces hay comunicadores que hablan demasiado, pero siempre la estrella es el entrevistado, no el periodista, este tiene que hacer las preguntas, claras y breves, y escuchar las respuestas, estar atento a repreguntar, y después también observo la parte técnica, escenografía, los cortes, la edición, la música, el sentimentalismo que se le aporta, el entusiasmo, si es repetitivo, todo eso se nota en televisión. Con Stefano intercambiamos lo que vamos viendo, después nos reunimos, y evaluamos, no siempre tenemos la misma opinión, pero siempre hay un resultado.

¿Cómo ve el proceso de la televisión en el interior?
Ha mejorado mucho la parte técnica, más que el contenido. Veo que se han aprovechado enormemente los avances tecnológicos, pero el contenido sigue siendo con normas y movimientos de presentadores que se mantienen en una línea que ya pasó. Hoy el comunicador tiene que ser rápido, ágil, porque la gente entiende, ve mucha televisión, mucho cable, y tiene un lenguaje visual muy adaptado, muy rápido.

¿Internet ha influido mucho?
Por favor, internet es un libro abierto, hay de todo, y hay que enganchar a la gente y para eso hay que tener determinadas normas a respetar, y olvidarte que sos estrella, eso es fundamental.

Y hay muchos que se creen estrellas.
Sí, sí, pero es el medio que prostituye, la manija, los compañeros, no es fácil.

Respecto al cine, ¿cómo ve la evolución de la tecnología?
Estamos en la época de los efectos especiales, eso no se puede obviar, hay casos positivos y negativos, en el cine de Hollywood, es una cosa, es la superproducción, los efectos especiales, y los efectos en la taquilla, y después tenemos otro tipo de cine que tenemos que tratar que no se olvide, como es el cine europeo, u otro tipo de películas que no circulan en las salas comerciales.

¿Qué se viene fuerte en cine para el 2015? 

Hay dos películas: “El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos”, el cierre de la trilogía, y la otra es la vida de Moisés, pero hay que olvidarse de la versión del 56 con Charlton Heston, “Los diez mandamientos”, ahora es “Exodus, dioses y reyes” dirigida por Ridley Scott, con Christian Bale, Joel Edgerton, John Turturro y con un tecnicismo y producción visual impresionantes. Ambas son grandes espectáculos.

1 comentarios :

Publicar un comentario