Bomberos clasificó primero

El equipo rojo y blanco del viejo Mercado, quedó clasificado en la primera posición del Torneo Local de Mayores, al derrotar contundentemente a Sparta en cifras de 94 a 72. Cuqui Cultural alcanzó su segunda victoria y el segundo lugar en la Tabla tras vencer a Mueblería Palumbo por 61 a 46.

Intendencia realiza obras en ruta 108

Una muy importante y prevista obra realiza la Intendencia de Lavalleja con cuadrillas de Vialidad y maquinaria propia, en la ruta 108, desde el cruce de ruta 12. Al comienzo del proyecto se preveía bituminizar aproximadamente unos cinco kilómetros.

León Biriotti, recibió el Morosoli de Oro 2015

El Morosoli de Oro 2015 fue entregado por el secretario general de la Fundación Lolita Rubial, el doctor Gustavo Guadalupe, quien señaló: “Le entregamos el Morosoli de Oro a este gran hombre, una de las figuras más importantes de nuestra música”.

Más barrios con sistema de video vigilancia

Nuevas comunidades vecinales se unen al sistema de video vigilancia comunitaria que promueve la empresa Grupo Profesional Minuano (GPM). En ese marco, vecinos del barrio Zinsa (calles República de Francia y Taboreen) y zona de la Escuela Técnica (UTU) de Minas (calle Amilivia entre Garibaldi y avenida Varela) comenzaron a formar parte del exitoso método de video instalado en la vía pública.

Creciendo Juntos ganó los 100 mil pesos

La Asociación de la Semana de Lavalleja, el jueves hizo entrega de los 100 mil pesos de la rifa, que le correspondieron a Creciendo Juntos. El acto se realizó en una sala de la Terminal, con la presencia de Analía Grandi, Virginia Machado, la contadora Vivían Losch, Adriana Baladán, Nelson Hernández, Wilson Agesta, Hugo Quirque y el escribano Gustavo Echavarría, quien fue el garante del sorteo.

miércoles, 24 de agosto de 2016

IDL ganó juicio a siete funcionarios, pero hay 800 más

En la mañana de ayer Primera Página se comunicó con el secretario general de ADEOM Lavalleja, Daniel Urquiola, para consultarlo sobre las declaraciones de la intendente Adriana Peña sobre el juicio que había ganado a los funcionarios. El sindicalista expresó que ADEOM no iba a hacer declaraciones, pero sí lo haría la doctora Maria Luisa Bollini, abogada del gremio, a través de FM ADEOM, en el programa ‪#‎La Mañana de ADEOM FM 98.5, que conduce Mario Díaz a partir de las 10 horas, y se invitó al periodista de Primera Página a participar. Vaya el agradecimiento a Díaz por permitirnos acompañarlos.

SOLO SIETE

Bollini fue directo al tema. Sobre la conferencia de prensa de la intendente Peña, y luego los titulares de los diarios, dijo que quería puntualizar: “es un honor poder decir la verdad. La intendente dijo que ganó, es correcto, pero fue a siete funcionarios. La IDL no le ganó un juicio a ADEOM, porque ADEOM no hace juicios, lo que hace son peticiones, reconsideraciones, en nombre de los compañeros, son los funcionarios de la IDL afiliados o no a ADEOM los que hacen juicios. Está muy bien que la intendente salga a decir que ganó un juicio, nadie le refuta eso, ¡pero tiene que decir todo!”.

VAMOS POR PARTES

Recordó que el proceso al que pertenecían esos siete funcionarios “no lo inicié yo, lo inició el anterior colega que asistía a ADEOM (el doctor Manuel Ferreira) en el año 2013, lo que significa que yo no hice la demanda, ni estuve en la audiencia preliminar, mi etapa fue justificar la incomparecencia que hubo de algunas personas, alegar, y luego la sentencia. Este proceso que es de 2º Turno, del cual tengo la sentencia, reclamaba el IPC del año 2010, pero no hecho así, solo decía ‘las diferencias generadas en el año 2010’. Sí, muy genérico, pero era así”.

CONFUNDIR

Se refirió al peritaje realizado, “a pedido de la intendencia y marcada por el juez, y se designó por sorteo, le correspondió a la profesora grado 5 Blanca Emi, con la que conversé y me explicó detalles y situaciones”. Explicó que cuando inició la demanda a otros trabajadores y jubilados, tenía en su poder una resolución, “la que hacía confundir, porque decía en el año 2011 se iba a pagar el IPC de junio a diciembre del 2010. Y los funcionarios creyeron”.

NO COMPARTO”


Aseguró la abogada que “es verdad que cada vez que hay períodos de transición de gobiernos les pasa eso, o pierden plata o quedan colgadas deudas, por las que tienen que batallar después para recuperar parte de su salario. Acá la intendente reconocía deber de junio a diciembre de 2010. ¿Eso estaba bien, hacer una resolución y dar una plata que no se debía? Hay declaraciones del contador en el expediente de estas siete personas a las que dice ella que les ganó el juicio a los municipales -dando a entender que ganó a todos-. No es así, hay un juicio todavía vivo, el 274 752 de 2013, que hasta la Corte fue, por una discusión cuando yo lo tomo y los municipales en asamblea me eligen abogada, ahí comienzo mi participación, y puedo impugnar una acumulación de autos -que es acumular un grupo grande de funcionarios iniciado por Ferreira, y en el mismo juzgado había uno más chico, pero no como este de los siete- Este proceso que está vivo tiene distinto juez, no se hizo peritaje, no comparto que se pueda trasladar la prueba hecha”.
Insistió Bollini en que “los abogados sabemos ganar y perder, es un juicio que no lo apelo porque después de hecha las pericias razono que se pagó anual como dice el decreto del ex intendente (Herman) Vergara, que era el que regía, pero lo que confunde es la resolución de la intendente Peña, que expresa 'visto que las pautas establecidas dentro del convenio firmado con ADEOM, enero del 2011, se otorgó un aumento del 13,4% considerando que correspondió al IPC julio diciembre 2010 y un 9,34% por recuperación salarial’. Entonces de enero a junio lo debe, porque en enero 2010 el intendente interino (Óscar) Ximénez les pago con el IPC del 2009, pero lo que yo decía era que el IPC 2010, no está en el bolsillo de la gente. Los trabajadores perdieron 17 millones de pesos. Cuando peleo por los funcionarios, no peleo solo por los de ADEOM, peleo para todos, que son más de mil. No hubo voluntad de negociar, no quiso transar, porque podía haber pagado y se ahorraba en peritaje, es la solución más inteligente y dejaba a todos contentos”.

ESTRATEGIAS DE DISTRACCIÓN

Al consultarle a Bollini por qué salir con una verdad a medias, por parte de la intendenta Peña, si solo eran siete y quedan 800 funcionarios en juicio, respondió que “cuando era estudiante de abogacía estudiamos una materia que se llama Ciencias Políticas, donde a veces no se encuentran respuestas cuando se tiene pocos años, pero ahora que hace más de 20 años que soy abogada, me doy cuenta que eso que nos enseñan en Ciencias Políticas es la estrategia de la distracción. Se distrae diciendo una cosa, que no sé si es verdad a medias, o no lo es, y en este caso, lo que dijo la intendente es cierto, pero es sobre un juicio a siete funcionarios, lo demás está para verse, lo demás puede correr la misma suerte, o no. La doctora Peña, que es muy inteligente -y no estoy pasando la mano por el pelo-, tiene la suficiente capacidad y cintura, bastante más que yo, que carezco de cintura y digo las cosas de frente, soy sincera con el funcionario y el cliente. Cuando leí ese titular: la IDL le ganó juicio a ADEOM, pensé en eso que le decía que estudiábamos en Ciencias Políticas: la estrategia de la distracción. Lo que hizo fue una cortina de humo”.

SENSACIÓN: SE PERDIÓ TODO

En la conferencia de prensa la intendente Peña no dijo cuántos juicios eran. El doctor Marcelo Moreira dio a entender que habría otros juicios. ¿Se refería a esos 800 que quedan? La respuesta de la abogada fue: “Insisto, leí un titular de un diario, que decía IDL gana juicio a ADEOM por IPC, y eso da la sensación que le ganó a todos, capaz que la suerte del otro juicio es la misma, pero hay que decir las cosas con transparencia. Pero la sensación que dejó es que se perdió todo, y no es así, porque quedan juicios con jueces distintos, y en el juicio que yo inicié en el Juzgado de Paz espero que haya un tercer perito que analice, que revuelva, porque se sostiene que había déficit. El doctor Moreira reconoció que era un juicio complicado”.

MALOS TIEMPOS

Bollini manifestó que “hay cosas malas que le deben de pesar a la intendente: el déficit, las obras sin terminar, juicios de todo tipo, pero hay que decirle todo a la población, sí gané el juicio a siete personas, he perdido otros, hay cosas pendientes. Yo no salí a informar cuando le gané un juicio a la intendencia porque habían tirado los huesos del padre de un cliente al osario común, eso es grave, que le duele a todo el mundo, ni otros colegas salieron a ventilar otros juicios de similar magnitud. Aunque les duela a los municipales, les voy a decir la verdad, cuando algo no es, no es. Acá perdieron el juicio siete personas, y yo voy a pelear lo más que pueda por los otros. El año pasado lo tuve negociado el IPC, pero no se llegó a nada”.

ELLA SABE QUE SOY MUY NEGOCIADORA”

Insistió Bollini en que “debería abrirse un ámbito de negociación, es solo tener voluntad. Si la intendente tuviera voluntad, es un pequeño reconocimiento al funcionario al que moralmente le quedó colgado ese IPC del período anterior. Es muy fácil para el que gana 260 mil pesos, o 100 mil, 80 mil, 60 mil que hay cantidad, pero para el que gana 21 o 22 mil pesos no es tan fácil decirle que ese período se le quedó colgado. Distinto es si no hay plata, pero Vergara dijo que había dejado superávit. Debe haber un ámbito de negociación, ella sabe que soy muy negociadora, no tiene que estar enfrentada a ADEOM, me puede utilizar, me dejo utilizar. Me alegró y la felicito que dijo que en octubre va a pagar el 1%, cómo no va a hacer el esfuerzo, yo estuve en el galpón, en la Planta 1 con todos los trabajadores, con caras tristes, pero fueron unos caballeros y unas damas, todos la aplaudimos cuando la ocupación del año pasado se levantó”.

LITISPENDENCIA

Respecto a la situación del juicio que realizan los 800 funcionarios, Bollini dijo que “está en que se pidió como excepción de litispendencia, que es cuando en la movida se presentó un funcionarios en el juicio que inició Ferreira, y después cuando inicio yo el juicio se presenta también, y dos veces no te podes presentar. La IDL se agarra de eso, que una persona se repite en los dos pleitos, eso lo va a determinar la jueza, después continúa el proceso con la prueba que hay en autos, después los alegatos, y después la sentencia. Lleva mucho tiempo todavía”.

PERO HAY MÁS JUICIOS

Aseguró Bollini que “hay muchas cosas mal hechas en la intendencia, hay más juicios, juicios por riesgos de altura, que se le debe a los electricistas, juicios por compensaciones congeladas, me atrevo a decir que la recuperación salarial de 50% se hizo en gran parte con la congelación de las compensaciones que reciben. ¿Se puede? No se puede cuando son de naturaleza salarial. Hay maquinistas que ganan más que un capataz, hay un escribano trasladado a la terminal, en una oficina que hasta hace pocos días no existía, no tenía sistema operativo de la IDL para trabajar, ¿eso está bien? ¿Es justo que funcionarios que en julio debía renovárseles el contrato queden sin trabajo en situaciones extremas? No digo de funcionarios que no sirven, que faltan, que se hacen los vivos y pasan con licencia médica, ahí le doy la derecha a la intendente, porque ella tiene que cuidar mi plata, y la de todos los contribuyentes, pero a una persona con licencia médica, a punto de operarse, y algunos de los problemas de salud ocasionados por el trabajo, puedan quedar sin empleo. ¿Es justo? No, no es justo”.

¡QUÉ CONTRADICCIÓN!”

Al señalarle que la intendente dijo que lamentaba tener que comunicar que la IDL le había ganado el juicio a los funcionarios, pero que tenía que decirlo, Bollini dijo que “eso lo leí también, ¡qué contradicción! Si no le gusta contar ¿por qué lo contó y todavía a medias? Hubiese dicho que era para siete funcionarios”.
Finalmente expresó que “si algún funcionario necesita asesoramiento extra, mis puertas están abiertas. Siempre voy a estar peleando por los funcionarios, siempre, no me identifico con nadie más, tengo la bandera puesta, soy agradecida, los funcionarios en el 2008 apostaron a mí, y hasta el día que me muera voy a estar con ellos”.  

Presentaron afiche ganador de la 45ª Semana de Lavalleja

Ayer en la Intendencia Departamental de Lavalleja (IDL), la intendenta Adriana Peña y Alejandro Giorello, secretario general de la comuna, presentaron el afiche ganador del concurso para la 45ª edición de la Semana de Lavalleja y entregaron el premio correspondiente ($ 5.000) a Hugo Olascoaga, creador de la obra. Participaron además algunos de los integrantes de la comisión organizadora del evento.



LIFTING DE CARTELERIA

Peña repaso que después de recibir 20 muy buenos trabajos se hizo una selección y que de la misma “solo tenemos el nombre del premiado con el primer y único premio”. Adelanto que los afiches serán repartidos por distintos lugares del país y además será parte de los carteles ruteros.

CRITERIOS PARA ELECCION

Carla González, referente del MEC a nivel departamental, comentó que para la elección de la obra ganadora se tuvo en cuenta “los requerimientos que planteaban las bases y el formato en que dicho trabajo debía ser presentado”. Expuso que el criterio unánime fue “buscar algo innovador, para escoger un afiche que no fuera una imagen vista anteriormente y rejuvenecer la Semana de Lavalleja”. Expreso que el afiche muestra “la diversidad de las actividades culturales, elementos que tienen que ver con la identidad del departamento y la movilidad de centralidad de la figura del Cerro Artigas y”. “La imagen de difusión que tendrá la Semana este año tendrá un diseño muy renovado y visualmente muy potente”, consideró.

CINCO DE CINCO


El ganador, Olascoaga, reveló que el seudónimo del trabajo fue “Polka 2016”. Confesó fue la quinta vez que presenta un afiche para el concurso y reveló es “la quinta vez que lo gano (21, 22, 27, 29 y 45 ediciones)”. Explicó que para él “el cerro no era lo más importante porque no es la noche del cerro sino la Semana de Lavalleja”. Anunció que en el marco del festival, el 8 de octubre a las 18:00 horas abrirá una exposición de todo su trabajo artístico en murales.

Un joven portaba un arma en un lugar público: fue procesado

El lunes por la madrugada,cuando policías de la Unidad de Patrullaje Urbano realizaban recorridas preventivas, en inmediaciones de las calles Oficial 34 y Concejal Andrés Nappa los efectivos identificaron a dos hombres en actitud sospechosa, los que al percatarse de la presencia policial intentaron darse a la fuga.
Los policías lograron detener a uno de ellos, y le incautaron un revolver Arminius calibre 22, motivo por el cual fue derivado a la Seccional 14ª y posteriormente puesto a disposición del magistrado actuante. Una vez cumplidas las actuaciones de rigor y sin lograr establecer el origen del arma y los motivos por lo cuales el detenido la llevaba consigo, el juez encontró elementos suficientes para disponer el procesamiento sin prisión y bajo caución juratoria de R.A.T.B., de 18 años de edad, como presunto autor penalmente responsable de un delito de porte y tenencia de arma de fuego en lugares públicos.


VIOLACIÓN DE DOMICILIO Y VIOLENCIA PRIVADA

A la hora 0:00 del domingo se recibió una comunicación por el servicio de Emergencias 911 dando cuenta que en una vivienda en las calles Cnel. Carabajal y Gral. De la Llana se estaba registrando un incidente familiar. De inmediato fue derivado al lugar personal de la Unidad de Respuesta Rápida (URP). Los policías entrevistaron a los involucrados, y las actuaciones fueron derivadas a la Seccional 1ª y luego hacia la Unidad Especializada en Violencia Doméstica y de Género para continuar con las actuaciones.

Se pudo establecer que pese a la separación de la pareja, el hombre continuaba insistiendo en reanudar la relación, imponiéndose constantemente e irrumpiendo en el domicilio de su ex pareja, ingresando al mismos mediante daños en la puerta. Por ello fue enterada nuevamente la Justicia competente, y el magistrado encontró elementos sustanciales para disponer el procesamiento sin prisión y bajo caución juratoria del hombre J.A.T.M., como presunto autor responsable de un delito de violación de domicilio en concurrencia fuera de la reiteración con un delito de violencia privada , disponiendo como medida sustitutiva a la prisión la prohibición de acercamiento a la víctima por 120 días, bajo apercibimiento de desacato.

Romero: “Lo más cercano a Jesús que yo me imagino, lo encuentro en Cacho”

El periodista y escritor Julio César Romero Magliocca estuvo en Minas presentando su último libro “La vida íntima del Padre Cacho”, escrito conjuntamente con Julio Alonso, hermano del Padre Cacho.
Romero Magliocca, ya había escrito y publicado “Un Cacho de Dios” en 2012, el que tuvo una inusitada repercusión. Recibió varios premios, fue reconocido de Interés Departamental, Nacional y Cultural, y recibió dos bendiciones apostólicas del Vaticano.
El Padre Cacho, cuyo nombre era Rubén Isidro Alonso, nació el 15 de mayo de 1929 y falleció el 4 de setiembre de 1992. El 24 de mayo de 1978 comenzó a vivir en el barrio Plácido Ellauri, de Montevideo, donde vivió hasta el último día de su vida, entregado a su causa que eran los pobres.
Previo a la presentación, en el Centro Cultural Casa de la Juventud, Romero Magliocca conversó con la prensa, lo que sigue es parte de ese encuentro.


Escribió dos libros sobre el Padre Cacho, y con dos enfoques diferentes.
Este nuevo libro surgió por la invitación de Julio Alonso -el hermano del Padre Cacho-, que vive en Venezuela, y que quería tratar el tema desde un lugar más íntimo. Contar pasajes de sus vidas juntos, de niños, de la formación salesiana, a los colegios que concurrieron, algo más íntimo de lo que significó “Un Cacho de Dios”. En este libro le doy la voz a mucha gente colaboradora de la obra, para que cada uno de ellos colocara una piecita para el conocimiento de Cacho. Esto es más íntimo, por eso el nombre del libro, que fue elegido por el hermano de Cacho, quien promediando la década del ’70, en plena dictadura, era un perseguido político. Había sido secretario de Juan Pablo Terra, y corría peligro de ir preso y se fue con la familia a Venezuela, donde se radicó.

El Padre Cacho, ¿fue perseguido por la dictadura?
Sufrió hostigamiento por la tarea que realizaba, que era de concientización de los jóvenes. Él tuvo una primera experiencia en Rivera, se reunió con los jóvenes, de alguna manera les dio esperanzas a sus ideas. No era un revolucionario. Llevaba la palabra de Dios a los jóvenes y eso no era bien visto por la dictadura. Pensaban que era una célula sediciosa.

¿No pertenecía a la Teología de la Liberación?
Estuvo relacionado con personas que estaban en los lineamientos de la Teología de la Liberación, con las ideas de Paulo Freire. Estoy seguro que incidió en él, que manejó un montón de herramientas para manejarse con esa experiencia que Cacho hacía con la gente en un barrio pobre. Cacho siguió siempre la línea de Don Bosco.

¿Qué nos puede decir de la obra del Padre Cacho?
Es una gran obra en uno de los barrios donde se centra la mayor pobreza de Montevideo. Esa franja que va desde Aparicio Saravia hasta Instrucciones es la parte más pobre de Montevideo y se perpetúa en el tiempo. Es un barrio que empezó a formarse por 1950, comenzó ante la crisis de la campaña, que hizo que la gente se trasladara a la ciudad como tabla de salvación, a acercarse a alguna fábrica, a trabajar en el puerto, de albañil, pero la gran mayoría de los que se establecen, lo hacen en ranchitos, y como sabían el manejo del caballo y del carro, les daba la posibilidad de tener el dinero de todos los días, a través de la recolección y posterior clasificación de residuos, para vender en los depósitos del barrio y con eso sacaban la diaria. Y Cacho llegó ahí a organizar a esa gente, a la más pobre entre los pobres.

¿Cómo fue el comienzo? ¿Lo habrán visto con cierto recelo o se integró inmediatamente?
Cuando llegó, era plena dictadura. Los barrios pobres eran muy castigados por las razzias. Buscaban a dos o tres, cercaban todo el barrio y cargaban los ómnibus de personas. El pobre que tenía un trabajo lo perdía porque lo tenían una semana preso sin razón, mientras se lo investigaba. Entraban a los ranchos en forma indiscriminada. Cacho iba a las comisarías a interceder por la gente del barrio.

¿Cómo se vinculó usted con el Padre Cacho?
Lo conocí como vecino. Estaba a unos 150 metros de casa. Llegué al barrio dos años después a la llegada de Cacho a la zona. Me sonaba raro que estuviera un sacerdote ahí, inserto en un barrio pobre. Él vivía en un ranchito, igual a los vecinos. Ahí empecé a tomar contacto con esa realidad. Cacho llegó en 1978 al barrio y al año siguiente lo fueron a buscar 78 familias de vecinos que vivían en una zona, sobre Aparicio Saravia, porque iban a ser expulsados del predio que habitaban. Los ranchos eran precarios, se podían montar y desmontar. Él se conectó con una parroquia de contexto más pudiente, la Stella Maris de Carrasco. Allí se estaba formando un grupo de damas de mucho dinero que querían ayudar en barrios pobres y que no sabían cómo hacerlo. Dos sacerdotes que estaban allí las conectaron con el Padre Cacho. Así se detuvo la expulsión del predio, los terrenos fueron comprados, y se empezaron a traer bloqueras para luego hacer las viviendas. Lo primero que se construyó fue un centro comunal, donde se hicieron piletones para lavar la ropa y un lugar donde reunirse. Todas ideas iban surgiendo, y se iban concretando. Lo que más me impactó fue el día de su muerte, donde me di cuenta qué tan grande era. Me impresionó ver a cuatro mil personas, a cincuenta carritos detrás del féretro de Cacho. La gente, su gente, había cepillado un caballo blanco durante toda la noche, pulido los arneses para darle a Cacho lo mejor que podían. Acondicionaron un carro con flores y poco menos que al momento de sacarlo del lugar donde lo estaban velando, lo subieron a ese carro, sacándoselo a la empresa fúnebre, recorriendo las nueve comunidades en las que Cacho había trabajado.

¿Cómo fue la relación del Padre Cacho con la Iglesia? ¿Chocaba con las autoridades?
Y sí. Cuando volvió de esa experiencia en Rivera, lo hizo muy dolorido porque no sintió apoyo de la congregación salesiana, como que lo dejaron solo. Al llegar a Montevideo se reunió con el arzobispo Carlos Partelli, a quien le pidió pasarse al clero secular, lo que le daba más libertad, algo que no tenía con los salesianos. El clero secular le permitía vivir entre los pobres y no dependía de la congregación, que lo hacía ir a dormir, y a vivir en comunidad. Entonces pasó al clero secular con el apoyo del arzobispo de Montevideo, pasando a la Parroquia de Pozzolo, inserta en el barrio Marconi y Las Acacias. Ahí Cacho hizo como una exploración diaria, queriendo saber cómo se vivía en el barrio, se encuentra con un idioma nuevo para él, el idioma de los pobres. Él venía de otra cultura.

¿Aún queda algo por contar de Cacho?
Pienso que quedan cosas pendientes. Hay una cantidad de cosas que atesora gente que por momentos me las van soltando de a poquito. Ahora tomó más relevancia aún lo de Cacho porque puede llegar a ser el primer santo uruguayo. La causa de canonización de Jacinto Vera lleva cien años y es muy difícil reunir testimonios sobre él. Lo de Cacho es más reciente. Cuando asumió Daniel Sturla como arzobispo de Montevideo y al viajar a Roma habló con quien lleva adelante el tema de Jacinto Vera. Esta persona le dijo que había que apurar el tema de Cacho porque tiene que ser antes de los 25 años de su muerte. Y ya vamos por los 24 años…

Se le adjudica un milagro al Padre Cacho.

En este nuevo libro, en consulta con Sturla, cuento lo que considero fue un milagro personal que nos pasó a nuestra familia en 2013, donde casi perdimos la vida ahogados en Villa Argentina, en Atlántida. Todo el contexto de lo que pasó. Estaba haciendo la plancha, tratando de salvarme, sin saber nadar. Lo cuento en el libro. Me quedaban pocas fuerzas, viendo que mi mujer estaba prácticamente ahogada. Las fuerzas no me daban y uno se aferra a lo que venga. Creo mucho en Dios y en Cacho porque me ha dado señales. En esos momentos donde estaba tratando de sobrevivir decía: Cacho, no quiero morir así; Dios no quiero morir así. A mí me salvó una persona a la que nunca más vi -no pude ni siquiera agradecerle-. Mi señora quedó tirada en la arena, con gente de Prefectura asistiéndola. Vi dos personas llegando, les pregunté si eran doctores, y eran Grado 4, intensivistas, el doctor Cabrera y su señora. Casualidad o causalidad. Cuando llegamos con mi señora en ambulancia a Impasa, el médico me dijo que estaba grave, que no se sabía si se iba a salvar y que si esto acontecía estaban las lesiones que le podían quedar en el cerebro por el tiempo transcurrido. Mi señora no tiene ninguna secuela. Cuando le conté todo esto a Sturla en 2014, me dijo que había invocado al Padre Cacho y a Dios, y que eso era un milagro. Claro, todo eso lo verifica el Vaticano… Sentí que lo tenía que contar, a pesar de que casi me cuesta el divorcio con mi esposa. (Se hace una pausa muy emotiva y agrega) No soy persona de ir a la iglesia, de rezar. Cuento esta historia como un vecino, pero lo más cercano a Jesús que yo me imagino lo encuentro en Cacho. Una persona totalmente desprendida, de compartir su comida y su ropa.